Se vienen nuevas etapas de Nobú Town

Dakota es una de las desarrollistas más jóvenes del mercado cordobés. Ya entregaron las primeras viviendas de Nobú, pero van por más: Nobú Town, un concepto integrado de housings, casas, lotes, espacios verdes y recreativos. ¿Cómo sigue el plan de inversión para adelante? ¿Qué tienen previsto hacer? Los desafíos de la desarrollista en un país con reglas del juego tan cambiantes, en esta entrevista que Íñigo Biain le hace a la directora de la empresa, Yanina Formia. Mano a mano en la mesa de café ubicada en el departamento modelo de Cardinales Cofico.

Íñigo Biain: La primera pregunta es muy básica: ¿Quiénes son los Formia, qué es Dakota y qué es Nobú? 

Yanina Formia: Nosotros venimos de una familia empresarial siempre muy vinculada al rubro comercial. Mi abuelo, Felipe Formia, fue uno de los primeros que fundó una cadena de supermercados acá en Córdoba. También siempre estuvo muy vinculado a los negocios agropecuarios y a las inversiones inmobiliarias. Yo pertenezco a la tercera generación y con Dakota quisimos apostar a los desarrollos inmobiliarios.

IB: ¿A Dakota la comenzó la segunda o la tercera generación?

YF: No. La empezamos nosotros, la tercera generación. A la conducción la llevamos con mi hermano, Felipe

IB: ¿En qué año inició Dakota? 

YF: Dakota inició hace unos 4 ó 5 años.  El corazón de Dakota que es Nobú Town, el emprendimiento que estamos ejecutando hoy en día y estamos comercializando, y para nosotros tiene un valor muy importante porque se está haciendo en un terreno que compró mi abuelo en el año 1972. Mi abuelo era un empresario muy visionario y con mucha intuición, él decía que un día Córdoba y Malagueño se iban a unir y se iba a terminar desarrollando todo eso.

IB: Pensar que antes, para ir al Chateau había que salir de la ciudad… Pero esto fue anterior, ni siquiera existía en 1972...

YF: No, no estaba. Y a nosotros desde chicos siempre nos fue contagiando esa visión y energía. Para nosotros esto es un legado y poder hacerlo realidad es un sueño.

IB: ¿De dónde viene el nombre Dakota? ¿De la ciudad estadounidense?

YF: Viene por ahí, sí. Porque en Nueva York el primer edificio que se hizo cuando Nueva York estaba vacío era Dakota, que venía justamente del Estado. Entonces para nosotros Dakota significa que va a colonizar Nobú Town y tiene ese significado.

IB: No tengo claro cuánto de lo que es Docta es de Proaco y cuánto de los Formia. ¿Cómo es? 

YF: Bueno, como te comentaba al predio lo compró mi abuelo en el ´72. Son más de 800 hectáreas. Y mi familia hizo un negocio con Proaco por una parte y por la otra, es Nobú Town y próximamente, no quiero adelantar mucho, pero vamos a lanzar nuevas etapas. Y ahí vamos a definir bien el proyecto: la cantidad de hectáreas, unidades y demás. Para este lanzamiento vamos a esperar al segundo semestre.

IB: ¿Cuál es el concepto de Nobú? ¿Van a hacer siempre housing? ¿No necesariamente? ¿Cómo es? 

YF:  Es un concepto mixto, un concepto integrado. Veníamos con una idea y coincidió con estas necesidades que surgieron en la pandemia: del espacio verde, del contacto con la naturaleza. Nobú Town fue un barrio que lo planificamos desde cero pensando minuciosamente en cada detalle para poder darle una calidad de vida excelente a las personas que vivan ahí. Y se da la coincidencia que el entorno en el que está tiene esa dualidad: está a 15 minutos del centro y muy cerca de las sierras de Córdoba con esa vista espectacular y hace posible el contacto con la naturaleza, con el verde, que después de tanto tiempo de estar encerrados hoy en día uno lo valora muchísimo. Nosotros no pensamos solo en la vivienda, sino también pensamos en el entorno, es una tendencia mundial que cada vez se está acentuando más... 

IB: Esa tendencia que marca que uno pueda resolver su vida moviéndose 15 minutos, ¿no?

YF: Exactamente. Es lo que se está hablando de las áreas de servicio de proximidad: tener cerca un club, un centro deportivo, un hospital cerca, todos estos condimentos que hacen que la vida sea más fácil. Y en Nobú Town van a encontrar todo eso.

IB: Además, a ver si lo recuerdo bien, planifican cada ciertas manzanas un espacio destinado a deportes, ¿es así?

YF: Claro, la idea es poder ir caminando o en bici a lugares de cercanía. Que haya un club cerca, un centro comercial y demás. Yo creo que eso habla de la calidad de vida.

IB: ¿Cuántas unidades ya se entregaron de Nobú y cuántas vienen en camino? ¿Cuántas hay hoy?

YF: Estamos en la primera etapa de Nobú y como te decía vamos a lanzar nuevas etapas. Lo primero que comercializamos fueron lotes. Y a los lotes los vamos a estar entregando anticipadamente, creemos que unos 6 meses antes, en marzo del año que viene. Y lo que sí ya tenemos construida es una plaza que quedó muy linda: ya las familias la están disfrutando. Si vas un fin de semana, ves a los papás mirando los avances de la obra y los chicos están en los juegos, es lindo ver cómo se apropian del espacio. 

IB: Y en parcela o en unidades, ¿cuánto es el desarrollo previsto en esta primera etapa?

YF:  En esta primera etapa son 20 hectáreas, hablamos de 210 lotes. Después tenemos varias parcelas para housing. Y después, lo que vamos a lanzar este 2021, que va a ser el momento de crecimiento de Dakota, vamos a construir casas con el diseño de los arquitectos Morini en los lotes que ya comercializamos.

IB: Es un faltante en el mercado el tema de las casas, ¿no? 

YF: Sí, es algo que está faltando y que la gente busca mucho. Nosotros escuchamos mucho qué necesitan los clientes y esto es algo que está latente. 

IB: ¿La empresa toma todos los procesos: el desarrollo de la tierra, el desarrollo conceptual de los productos, la comercialización y financiación también? 

YF: Sí, todo el proceso integral. Y buscamos dar financiación propia también. Estamos en todos los detalles para que sean lo más perfectos posible.

IB: Dame un plan típico, ¿qué es lo más habitual? Una entrega de cuánto…

YF: Lo más habitual es una entrega del 30% y financiado hasta en 48 cuotas, 36 o hasta en 60 cuotas.

IB: ¿Y eso se ajusta por el índice de la construcción?

YF: Exactamente. Vemos que es a lo que más acostumbra la gente.

IB: ¿Cómo se dividen las tareas? ¿Qué haces vos y qué hace tu hermano? 

YF: Con mi hermano tenemos esta dirección compartida que es muy linda porque tenemos su perspectiva masculina y la mía femenina. Nos enriquecemos mucho. Él está más en la parte comercial, le gusta más la parte de la obra con los proveedores y a mí me encanta la parte del diseño. Estoy mucho con los arquitectos. También me encanta ir a la obra porque me gusta ver cómo lo que uno diseña en los planos se plasma en la obra y eso ayuda a rediseñar. Así que nos llevamos muy bien y también contamos con un equipo de excelentes profesionales: tenemos al Estudio Morini con un equipo de arquitectos que tiene una solvencia técnica y diseños que son súper creativos. Y tenemos una sinergia única.

IB: ¿Cuántos son en el equipo?

YF: Entre directos e indirectos somos aproximadamente entre 100 y 150 personas y este año de crecimiento seguramente el equipo se va a ampliar.

 

Fuente: Infonegocios